All for Joomla All for Webmasters
Plataforma que impulsa las artes escénicas

Caracas, 25 de abril de 2017.- Tras una ardua jornada en el inicio de la primera sección del Mercado de las Artes, el programador y director del Festival de Teatro de Manizales de Colombia, Octavio Arbeláez, dedicó unos minutos para conversar amenamente, respecto al significado de las rondas de pitch, como parte del seminario de las estrategias de la circulación internacional de las producciones escénicas.

Octavio Arbeláez explicó que las rondas de pitch, es una técnica de comunicación, que busca captar la atención del receptor. Por ende, en tan solo diez minutos el locutor debe comentar diversos aspectos de su obra, con el fin de seducir al programador y hacerlo interesarse en el espectáculo.   

Este reconocido programador expresó que Festival de Teatro de Caracas junto al Festival de Teatro de Manizales, como miembros de la Red Iberoamericana de Gestión de Artes Escénicas, ha impulsado una plataforma para que los artistas venezolanos de todas las regiones del país puedan tener contacto directo con 25 programadores internacionales.

El director del Festival de Teatro de Manizales de Colombia, hizo gran énfasis en la importancia que tienen estas rondas de negocio para las agrupaciones venezolanas “la hipótesis es que cuando se trabajan en estos mercados, las obras no se queden solo como una apuesta, sino que se generen relaciones de múltiples niveles, con el propósito de alcanzar la circulación de la propuesta en el extranjero”.

Los pitch se trabajan en varias capas, “la primera es la visible la cual consiste en mostrar el festival como un fenómeno de encuentro cultural. Mientras que las otras capas son más especializadas como encuentros teóricos, disponibilidad de los artistas y mercados en el los que se busca que los artistas circulen por el mundo” según Arbeláez.

Asimismo, felicitó al Festival de Teatro de Caracas, especialmente a Freddy Ñáñez, presidente de la Fundación para Cultura y las Artes (Fundarte), por llevar a cabo apuestas como estas, que pueden ser arriesgadas, pero que resultan importantes y exitosas.

Por último, el entrevistado dictaminó que el beneficio más evidente es la circulación de las agrupaciones teatrales por los festivales nacionales y regionales. Y la segunda, a consideración de Arbeláez, la esencia fundamental de los pitch, es generar propuestas de sostenibilidad para el sector cultural, es decir a medidas que se obtienen los recurso, se podrá continuar el trabajo en el fortalecimiento de las artes. Es una responsabilidad ética que el artista pueda vivir de sus piezas teatrales.

Texto: Barrios Luna Yulexis / Fotos: Jacobo Méndez